LLAVE # 17

Reto Comunicación Saludable

CÓMO DEJAR DE SER TAN PESIMISTA

Si quieres saber cómo dejar de ser tan pesimista, fatalista y auto boicoteador de tus metas, y las de los demás, debes abrazar primero la posibilidad de una transformación de tu forma de expresarte acerca de la realidad.

La persona pesimista, siempre habla sobre expectativas de pérdida, fracaso, debilidad e imposibilidad. El optimista, no depende de la posibilidad de ganar o perder, de lograr el éxito o no, sino de perseverar con fe hasta el final, cualquiera que sea el resultado.
El pesimismo es una tendencia a ver y juzgar las cosas en su aspecto más negativo y desfavorable. El optimismo, en cambio,  es la tendencia a ver y juzgar las cosas, desde el lado más favorable.  El influyente estadista británico, Winston Chruchill, dijo: “El pesimista ve una calamidad en cada oportunidad, el optimista, una oportunidad en cada calamidad”.

Para saber cómo dejar de ser tan pesimista, y comenzar a ver oportunidades, en vez de calamidades, debes:

  • Identificar cada una de las frases y sentencias con que te expresas en tu día a día, que te impiden ser propositivo.
  • Reconocer que siempre estás del lado oscuro de la realidad
  • Y, por supuesto, querer salir de ahí, para pasar al lado de la fe, la confianza y el optimismo, pleno de luz.

No se trata de no mirar la realidad, ni analizar los riesgos, o las posibilidades de perder. Es más bien desarrollar una forma de ver la misma realidad, desde el lado de la fe y la buena vibra.

7 pasos para dejar de ser tan pesimista

  1. Busca siempre las soluciones. No te enfrasques sólo en los problemas.
  2. No permitas que el pesimismo te auto boicotee y te impida avanzar. Mira el vaso medio lleno, no medio vacío siempre.
  3. Mira como oportunidades de mejora cada uno de tus obstáculos, pérdidas y fracasos.
  4. Mantén tu ánimo firme hasta el final. No te dejes desanimar con la primera tempestad.
  5. No dejes que tu optimismo dependa de un estado emocional fluctuante, arriba y abajo. Regula tu motivación con inteligencia emocional.
  6. Exprésate desde la la fe firme. Con la bandera bien alta y ondeante que dice: “Todo es posible, si puedes creer”.
  7. No te prepares para perder, persiste para ganar. Y si pierdes, mantén el optimismo arriba hacia la próxima meta, hasta lograr ver cada pérdida como un factor de éxito. ¡El que persevera, alcanza!

Recursos

Si deseas profundizar en este tema y aprender a comunicarte de una manera más asertiva, persuasiva y de alto impacto, te invito a mi curso online gratuito: Comunicación Asertiva y de Alto Impacto.

Para recibir más claves y herramientas como esta, suscríbete en el botón verde al final de esta página. Así llegarán a tu correo los contenidos que escribo cada semana para ayudarte a llevar tu comunicación a un nuevo nivel.