Llave # 10

Reto Comunicación Saludable

 Una de las preguntas que me formulan con frecuencia es: Cómo manejar personas difíciles? Por eso hoy es uno de los temas de mi investigación, para ayudar a las personas a través de mis cursos, conferencias y de este blog, con el cual espero darte claves y herramientas para conseguir una Comunicación Saludable, incluso con ese tipo de personas difíciles.

Sucede que la necesidad de saber cómo comunicarse y cómo manejar personas difíciles es una de las más apremiantes en el mundo de hoy, donde pareciera que las personas difíciles abundan y se multiplican cada día. Se convive con ellas en las familias, en las empresas, en la calle en medio del tráfico, y en todas partes.

 Por qué hay personas tan difíciles?

 La razón por la que existen ese tipo de personas difíciles es porque, con seguridad, han vivido historias de vida difíciles. Detrás de cada persona difícil hay un trasfondo difícil.

Tipos de personas difíciles

Para saber cómo manejar personas difíciles, es importante reconocerlas. Existen muchos tipos de personas difíciles. Te mencionaré aquí algunos de ellos:

Critico: Todo lo que haces le parece malo  y te critica por todo.

Agresivo: Te grita por cualquier cosa y sólo sabe decir palabras ásperas.

Humillante: Con su prepotencia, busca demostrar que no vales nada.

Victima: Siempre está en plan de quejarse por todo.

Egocentrico: no piensa sino en sí mismo y te hace a un lado siempre.

Indiferente: no te responde, ni te mira, y te habla con monosílabos frios.

3 claves para manejar a las personas difíciles

 Aunque no las  justifiques,  ni las apruebes, podrás entender mejor a las personas difíciles si usas estas tres claves. Y, lo más importante, lograrás no ser reactivo ante sus constantes desafueros y actitudes que te suelen desesperar y descontrolar.

  1. Piensa en su historia difícil Cuando necesites manejar personas difíciles, no trates de cambiarlas, convencerlas o llevarlas a entrar en razón. Eso no va a pasar. Mi recomendación es que busques ser empático. Cómo: míralas desde la perspectiva correcta. Desde el lado de su realidad de vida y el contexto difícil de su pasado.
  1. Mantente en tu lugar

Si quieres mantener un Comunicación Saludable con las personas difíciles, la única forma es no entrar en su “juego”. Es decir, no te dejes sacar de casillas por su forma difícil de comunicarse. Se que no es fácil, pero si te metes en el “juego” sera mas difícil aún.

  1. Responde con palabras blandas

La mejor manera de desarmar a una persona difícil es responder con palabras blandas. Porque las palabras ásperas le harán subir el furor, y sera mucho peor el conflicto. Una palabra amable y sabia, dicha a tiempo, sin emociones exageradas, puede sanar la Comunicación. No tengas miedo de verte ridículo por no responder con furia. Es peor armar una pelea interminable. Una sola palabra bien dicha, puede mantener una Comunicación cordial y saludable.

Recursos

Si deseas profundizar en este tema y aprender a comunicarte de una manera más asertiva, persuasiva y de alto impacto, te invito a mi curso online gratuito: Comunicación Asertiva y de Alto Impacto.

Para recibir más claves y herramientas como esta, suscríbete en el botón verde al final de esta página. Así llegarán a tu correo los contenidos que escribo cada semana para ayudarte a llevar tu comunicación a un nuevo nivel.