Llave # 13
Reto Comunicación Saludable
CÓMO VENCER EL MIEDO
 Aprender cómo vencer el miedo te ayudará tanto para el dominio de un publico, como para ser capaz de relacionarte bien, aprovechar oportunidades de negocios y comunicarte con las personas con libertad, absoluta confianza y coraje.

Entre las emociones que experimentas día a día, la del temor es una de las que bloquea de manera más fuerte tu posibilidad de mantener una Comunicación Saludable con los demás.

Para saber cómo vencer el miedo, es necesario identificar la manera más usual que utilizas para enfrentarlo. Puedes actuar y responder al miedo desde diferentes posturas, según sea tu perfil de personalidad, temperamento o cultura. Las tres opciones más comunes de acción ante el miedo son:

  1. Huir – Para evitar afrontarlo y escapar de lo que te atemoriza.
  2. Enfurecerte – Para actuar en tu defensa y no permitir que te hagan daño.
  3. Paralizarte – Por el pánico que te impide actuar y te bloquea por completo.

El miedo te lleva a programarte para que te suceda preciso eso que temes que te podría pasar. Job, el hombre de la paciencia, llegó a decir: “Lo que más temía, me sobrevino. Lo que más me asustaba, me sucedió”.  Es decir, lo peor de lo peor.

A nivel fisiológico, el miedo se produce cuando reacciona la amígdala que responde frente a estímulos externos. Puede ser incluso algo como la posibilidad de una ruptura de pareja, la reacción negativa de tu jefe, pelear con tu mejor amigo, una escena de rebeldía de tu hijo, la primera cita de conquista con alguien que te interesa, o cualquier otra situación social que te ubique en una posición vulnerable extrema.

La emoción del miedo la experimentas para defenderte, o protegerte de aquello que te puede afectar. Es parte de tu sentido natural de auto protección. Lo que no es natural es vivir con miedo permanente, porque eso te puede conducir a producir escenas de celos, envidias, pleitos, malas palabras o agresiones, debido al miedo recurrente, que puede acabar con tus mejores relaciones.

Las consecuencias del miedo constante:

Puedes saber cómo vencer el miedo y sus resultados con determinación, si primero conoces bien sus consecuencias. Entre las más frecuentes se encuentran:

Ansiedad: Esta emoción de angustia o aflicción, es la respuesta ante algo que consideras una amenaza peligrosa. Te produce un sentimiento desagradable y mucha tensión. Cuando es leve, no exagerada, se considera positiva, hasta cierto punto, porque te ayuda a asumir las medidas para enfrentarte a cualquier riesgo. Pero cuando es recurrente o permanente, puede ser muy enfermiza. Deposita en Dios toda tu ansiedad, porque él cuida de tí. Practica el Dominio Propio.

Hipocrondría: Es un trastorno que produce ansiedad acerca de lo que puede suceder con la salud personal, con una fuerte tendencia a exagerar la manera de sufrir por cualquier dolor o malestar físico. Desarrolla el hábito de hablar de tu salud con fe, confianza y seguridad.

Estrés: Es la reacción de tu organismo ante una posible amenaza o desafío, con mecanismos de defensa. Tu cuerpo responde con lucha o huída. Te puede producir emociones como tristeza, irritabilidad, indiferencia o inestabilidad. Existe el estrés positivo, que es un proceso natural de adaptación y te ayuda a resolver una situación. Pero el estrés negativo, supera el potencial de equilibrio y genera cansancio, ansiedad o furia. También malestares físicos, por la cantidad de energía, el acelere, la ausencia de descanso y la pérdida de tus fuerzas.  No te inquietes, da gracias, y la paz de Dios cuidará tu corazón y tus pensamientos.

Insomnio: Es la enfermedad que te dificulta iniciar o mantener el sueño. Limita tu efectividad con somnolencia en la mañana, baja tu nivel de concentración y tu actividad. El miedo es uno de los principales causantes del insomnio. Puede producirte depresión, accidentes, irritabilidad, mala memoria, desorientación y conflictos. Si dura más de seis meses es crónico y necesita medicamentos. Se recomienda que no sean prolongados y mejor optar por terapias conductuales. Lo más apropiado es manejar buenos hábitos de sueño, con horarios fijos. Descansar y dormir en paz, para restaurar y conservar tu energía.

Fobias: Son trastornos de tu salud emocional, con miedos intensos y desproporcionados ante ciertos objetos o circunstancias. Si es miedo al encierro se le llama claustrofobia. El miedo a los insectos es entomofobia. Las fobias son tus miedos más complejos. Pueden ser un rechazo total hacia algo, como el miedo a los extraños, llamado Xenofobia.

Tu mejor opción es cambiar el hábito del miedo y la ansiedad por el de la confianza y la tranquilidad. Recuerda la máxima: El amor perfecto, echa fuera el temor. 

7 pasos para saber cómo vencer el miedo:

Para saber cómo vencer el miedo, es necesario llevarlo al escenario del Dominio Propio. Porque por lo general, cuando sientes miedo, pierdes el control, y te conduce  a imaginarte incluso problemas o desastres inexistentes. Te conviertes en una persona tímida y falta de templanza. Dios no te dio un espíritu de cobardía, sino de poder, amor y dominio propio.

  1. Auto regula la ansiedad compulsiva a través del lado calmado y tranquilo de tu cerebro que controla tus emociones.
  2. Desarrolla el “músculo” del análisis mesurado, en medio de la turbulencia producida por el miedo y el nerviosismo.
  3. No te enfoques en forma obsesiva en lo peor que va a suceder, sino en las alternativas para que suceda la mejor salida.
  4. Admite que sientes miedo y así serás capaz de superarlo. No sientas que eres debil al aceptarlo. Por el contrario, te sentirás más fuerte si lo logras. El poder de Dios se perfecciona en tu debilidad.
  5. No respondas de manera reactiva a los estímulos externos negativos. Ponle límite a las malas noticias en los medios y las  redes sociales.
  6. Descarta la opción de permanecer en modo “vigiliancia” y alarma permanente.
  7. Desarrolla tu confianza en Dios como recurso infalible y utiliza su clave de seguridad: “No temas, porque Yo estoy contigo”.

    Recursos

    Si deseas profundizar en este tema y aprender a comunicarte de una manera más asertiva, persuasiva y de alto impacto, te invito a mi curso online gratuito: Comunicación Asertiva y de Alto Impacto.

    Para recibir más claves y herramientas como esta, suscríbete en el botón verde al final de esta página. Así llegarán a tu correo los contenidos que escribo cada semana para ayudarte a llevar tu comunicación a un nuevo nivel.