Pregunta frecuente # 3

En esta entrega de mi BLOG, continuamos con la respuesta a las 12 preguntas más frecuentes acerca de ¿Cómo ser ASERTIVOS?. Aquí está la # 3: ¿Por qué me cuesta tanto decir NO?

Descubre el fatal efecto de la co-dependencia afectiva en tus relaciones interpersonales.

Por: Sonia González Boysen

Seguro sientes cómo si el mundo se viniera encima y te aplastara cuando no eres capaz de decir que NO… ¡Otra vez!

Aún más, el asunto se agrava, cuando no solo te cuesta decir NO, sino que en casos extremos de relaciones descaradas, abusivas o mal-tratantes, te sientes incapaz de trazar una línea clara y determinada para decir: ¡NO MÁS!

Esa incapacidad de decir NO, de saber trazar límites, en la mayoría de las personas surge de la inseguridad producida por una enfermedad emocional llamada co-dependencia afectiva.

Señales de alarma

Las 3 señales de alarma 🚨 que muestran tu tendencia evidente a la co-dependencia, sin duda, son si te relacionas en alguno de estos escenarios:

1. Ser víctima
2. Ser controlador
3. Ser salvador

Por supuesto, en ninguno de los tres escenarios te atreves a decir NO. Porque estás encerrado@ en un círculo ⭕ vicioso que no te permite ver más allá de la posibilidad de depender de alguien, aunque te lastime y te vuelva la vida un completo desastre.

Es decir, tus respuestas – y toda tu vida- giran alrededor de alguien que gira alrededor de su dependencia a cualquier vicio o adicción. Puede ser al trabajo o al computador. O en los peores casos, a sustancias adictivas como el alcohol y las drogas. Incluso el juego, el sexo ilícito o la pornografía.

10 pasos firmes para saber decir NO y salir de la co-dependencia:

1. Reconoce a Dios como el soporte de tus fuerzas para lograrlo.

2. Reconoce la co-dependencia afectiva como la causa principal de tus relaciones enfermizas.

3. Comienza a auto valorarte lo suficiente como para decir el primer NO inteligente 🤓: “NO me merece quien me lastima”

4. Traza una línea imaginaria y di en voz alta una decoración, que va a marcar el antes y después de tu existencia: ¡NO MÁS!

5. Empieza a ejercitar en cada conversación con esa persona manipuladora, tu habilidad para decir: “NO puedo”, “NO estoy de acuerdo”, NO puedes entrar y salir cuando quieras”, “NO puedo darte dinero”, “NO creo que es cierto”… la lista sería muy larga aquí… comienza a elaborar tu propia lista y ¡practícala!

6. Di NO con firmeza y nunca te eches para atrás, porque pierdes el terreno de autoestima ganando.

7. No esperes a estar furios@ y desquiciad@ para decir NO. Dilo con calma, con un espíritu apacible y sin dejarte desestabilizar.

8. Recuerda: decir NO es parte de tu inteligencia emocional

9. Recuerda: decir NO es parte de nuestro plan de vida para SER #aSERtivos

10. No te sientas culpable de decir NO… vive la dicha de no ser víctima de nadie.

Recuerda siempre la máxima de Jesucristo: ¡Que tu NO sea NO!

Pronto conocerás la respuesta a la pregunta #4 en mi próxima publicación.

Te invito a leer mi libro ASERTIVOS, 21 claves para la transformación  de tu Comunicación Interpersonal con Inteligencia Emocional y Dominio Propio.

Adquiérelo en @Amazon @barnesandnovel y las librerías de tu país.

Suscríbete!

Recibe en tu correo las claves y herramientas que escribo para ayudarte a lograr una comunicación asertiva.

Gracias! En tu correo recibirás un mensaje para confirmar la suscripción. Quedamos en contacto…